«Soy autosuficiente. Me da tranquilidad no depender de otros, por lo que pueda pasar” – Javier

«Soy autosuficiente. Me da tranquilidad no depender de otros, por lo que pueda pasar” – Javier

Javier vive en Avilés, Asturias, en una casa particular y es autosuficiente energéticamente. Allí disfruta de la naturaleza, cultiva su propio huerto y árboles frutales. También cuida de sus conejos y gallinas.  

“Soy muy aficionado de las energías limpias. Me gusta ser autosuficiente. Ya tengo placas solares y fotovoltaicas y me faltaba tener gas propio. Me da tranquilidad no depender de otros, por lo que pueda pasar”. 

Javier no tenía apenas información sobre cómo funcionaba el biogás. Había leído algo en el periódico sobre la fabricación de gas con basura y entonces se empezó a interesar. Buscando por Internet, lo primero que encontró fue a Miogas y se puso en contacto. 

“Cuando hablé con Miogas me explicaron todo muy bien, me indicaron dónde colocar el digestor y todo resultó muy sencillo. El paquete viene con un libro manual muy claro. Lo monté yo mismo, y no tuve ningún problema. Estoy muy contento, va muy bien” 

Javier ha comprado también un calentador y lo está instalando con el objetivo de calentar el agua para la calefacción. También ha comprado otro depósito para almacenar el gas y tener mayor autosuficiencia. 

“El fertilizante lo uso mucho. No desperdicio ni un mililitro. Antes gastaba mucho en fertilizantes químicos, pero ahora incluso puedo ser más generoso con el huerto y los árboles, y están mejor cuidados. Ahorras dinero, y es muy cómodo tener fertilizante siempre accesible y gratis. Desde que tengo el digestor no he invertido ni un céntimo en fertilizando químico. Incluso cuando tengo excedente puedo compartir con amigos que también necesitan.”  

“Yo lo recomendaría a cualquiera que tenga materia prima orgánica. Se puede obtener con muy poco dinero. Diría que es de las energías más rentables que hay. Poner placas sale bastante caro, pero esto es muy rentable.” 

“Como me gusta el tema, con toda la gente que hablo procuro comentarlo y convencerles porque sé que están perdiendo dinero. Cuando van a casa me preguntan, les explico y se quedan sorprendidos. Me dicen que soy la leche. Les llama la atención todo lo que tengo montado, las placas solares, fotovoltaicas, el biodigestor…” 

“Creo que las personas no hacen el cambio porque están acomodadas, pero realmente te acostumbras. Y en poco tiempo amortizas la inversión inicial” 

“Ya estamos viendo que las materias primas, el gas, el petróleo… se están poniendo por las nubes y la gente tendrá que recurrir a estos suministros. Al final será cuestión de tiempo y de insistir.” 

 

Conoce otras historias inspiradoras. Y si quieres formar parte de la revolución del biogás, y ser autosuficiente energéticamente, ¡contáctanos!

Abrir chat
1
¡Hola! Escríbenos tu mensaje por WhatsApp