Biodigestor Doméstico 2

 

 1.340 €

 

1.206 €

IVA y envío incluido 

AHORRA DINERO CON TUS RESIDUOS Y CUIDA EL PLANETA

Produce hasta

2 horas

de gas para cocinar cada día

Genera

decenas de litros

de fertilizante cada mes

Ahorra

6 toneladas

de emisiones de CO2 al año

¿CÓMO FUNCIONA UN BIODIGESTOR O PLANTA DE BIOGÁS?

Un biodigestor o planta de biogás es un equipo donde transformamos nuestros residuos orgánicos en biogás fertilizante orgánico de alta calidad.

Introduce tus residuos orgánicos, como restos de comida o estiércol de animales, en el biodigestor o la planta de biogás. El biodigestor  o planta de biogás está herméticamente cerrado, por lo que no pueden escapar ni el biogás ni el olor. 

Los microorganismos bacterianos actúan sobre el material orgánico generando una mezcla de gases (con alto contenido de metano) que llamamos biogás.

El biogás se acumula en el depósito de gas a baja presión, lo que hace la instalación más segura que una bombona convencional. Desde aquí, el biogás circula por un tubo hasta llegar a un fogón donde cocinar, a un calentador de agua o incluso a un generador de electricidad. 

Además, obtendrás fertilizante orgánico rico en fósforo, potasio y nitrógeno. con el que mejorar la calidad de la tierra para plantas ornamentales y cultivo de alimentos.

Usar un biodigestor o planta de biogás supone cerrar el ciclo de los residuos orgánicos, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y devolviendo al suelto los nutrientes extraídos en la producción de alimentos.

CLIENTES SATISFECHOS

“Lo que más valoro es que he conseguido cumplir las inquietudes que tenía, aparte de generar gas, genero fertilizante y me ahorro tener una fosa séptica. He cumplido el proyecto de casa que deseaba.”
“Soy muy aficionado de las energías limpias. Me gusta ser autosuficiente. Ya tengo placas solares y fotovoltaicas y me faltaba tener gas propio. Me da tranquilidad no depender de otros, por lo que pueda pasar”.
“Cuando tengo invitados en la casa de campo y ven el biodigestor se quedan flipando. Les parece mágico que echando restos orgánicos pueda producir mi propio gas.”
“El montaje fue mucho más fácil de lo que yo pensaba. El manual está muy bien explicado. Funciona perfectamente. Una vez que te has decidido, lo haces con muchas ganas. Si ya reciclas, el siguiente paso es adquirir el digestor”