En Miogás ofrecemos alternativas energéticas respetuosas con el medio ambiente mediante la instalación de digestores a medida de manera que los usuarios puedan producir su propia energía renovable y limpia a partir de los residuos orgánicos que generan.​

El uso de biodigestores a pequeña escala es un método eficiente y económico que nos permite  contribuir de forma individual a frenar el cambio climático reduciendo las emisiones asociadas a la gestión y tratamiento actual de nuestros residuos y a proteger el medio ambiente gracias al uso del biogás como fuente de energía y a la producción de un fertilizante orgánico. ​

 

La aplicación de este fertilizante orgánico en suelos, supone una solución real a la degradación que sufren más del 90% de los suelos en el mundo. Por un lado, el uso de este fertilizante orgánico supone la sustitución de fertilizantes químicos mucho más agresivos, por otro lado, se cierra el ciclo de los nutrientes presentes en nuestros restos orgánicos, devolviéndolos al suelo.​ De esta forma se reactiva la vida en los suelos volviendo éstos a absorver CO2 de la atmósfera.

El uso de biodigestores a pequeña escala contribuye a un cambio en el modelo de producción y consumoenlazando a productores de alimentos con consumidores a través de modelos de economía circular